¿Qué tan sexual es tu edificio?

Publicado el 9 de Octubre del 2013 por Armando

Es una pregunta extraña pero que tiene una respuesta original y una investigación detrás. En Sex and Buildings. Modern Architecture And The Sexual Revolution (Reaktion Books, 2013), Richard J. Williams realiza un análisis sobre la relación entre diversas obras arquitectónicas y el sexo.

sex and buildings

Entre los diferentes edificios que componen esta publicación, destacan el Playboy Townhouse (1962) en Chicago, diseñado por el arquitecto R. Donald Jaye, en donde muchos de los espacios fueron creados para lograr la máxima armonía con la intimidad sexual. Una piscina en la sala y una cama circular giratoria son algunas de los detalles.

Playboy Townhouse

Playboy Townhouse

Playboy Townhouse También es interesante saber que el complejo Unité d’Habitation de Le Corbusier en Marsella (1952) fue diseñado pensando en mostrar el cuerpo, con piscinas y terrazas, hechas para que los habitantes puedan justamente mostrarse.

Unité d'Habitation, Le Corbusier

Unité d’Habitation, Le Corbusier

Otro de los tantos ejemplos es el Walden 7 (1977) en Barcelona diseñado por Ricardo Bofill. Con diversos patios interiores interconectados que permiten la interacción entre sus habitantes, la página web de los residentes del edificio le dan la razón a Williams acogiendo una frase de un poema de Neruda: ¡A procrear!

Richard J. Williams es profesor de Culturas Visuales Contemporáneas en la Universidad de Edimburgo y autor de Brazil: Modern Arquitectures in History. Si tienen ganas de saber más sobre sus teorías y practicar un poco el inglés, aquí les dejamos un link con un ensayo muy interesante.

Walden 7

Walden 7